¿Qué es la Mediación Familiar?

MEDIACIÓN FAMILIAR

En los supuestos de ruptura matrimonial o de ruptura de la convivencia, al amparo de la Ley del divorcio 15/2005, de 8 de Julio, la mediación familiar se ofrece como vía complementaria a los procesos tradicionales de separación o divorcio. Con el deseo de dar una respuesta práctica al espíritu de esta Ley fue creado este servicio.

La mediación es un proceso de resolución de conflictos, absolutamente confidencial, que permite que las partes implicadas puedan comunicarse entre si­, expresando sus puntos de vista, argumentos, intereses, necesidades o expectativas y llegando, en su caso, a acuerdos mutuamente consentidos. El mediador/a actúa como facilitador/a del proceso y vela por su legítimo funcionamiento, creando así un espacio de diá¡logo en el que prevalece la equidad comunicativa, la seguridad, la libertad y la igualdad.

 

Algunas de las ventajas de la Mediación Familiar:

  • Un proceso de divorcio más suave psicológica y emocionalmente.
  • Favorecer el bienestar de los hijos/as.
  • Que sea la propia pareja la que decida sobre los términos de su separación, y no sea un tercero, un juez o abogado, ajeno a su forma de vida.
  • Que las partes se comuniquen en un clima de colaboración y respeto que disminuya la tensión.
  • Que los acuerdos que se consensuen sean duraderos en el tiempo, evitando nuevos procedimientos judiciales.
  • Un proceso más corto y más económico que si se inicia un procedimiento contencioso en los juzgados.
  • Mantener una vía de diálogo futura entre la pareja por el bienestar de sus hijos/as.
  • Conservar unas adecuadas relaciones familiares con otros miembros de la familia como abuelos, primos,etcétera
  • Y en definitiva que el que se acabe el matrimonio no signifique que se rompa la familia